Amo esas luchas libertarias que la humanidad ha hecho para hacer soberanamente su propia historia, respetando los derechos acompañados con el sano equilibrio del deber.
Io

domingo, 19 de julio de 2009

La renuncia rompe el orgullo, desbarata al ego y desbloquea la mente, entonces... ¡EL MILAGRO SE MANIFIESTA! Tu vida cambia de manera "mágica".

Gerardo Schmeilding