Amo esas luchas libertarias que la humanidad ha hecho para hacer soberanamente su propia historia, respetando los derechos acompañados con el sano equilibrio del deber.
Io

domingo, 12 de abril de 2009

REFLEXIONES 2006

Toda navidad es un momento para reflexionar acerca de aquellas cosas que limitaron nuestro crecimiento y aquellas que nos dieron impulso para experimentar las cosas más maravillosas y grandiosas que se dieron.

Durante este año, aunque menos que en años anteriores, vivencié miedos (el miedo a enfrentar), emociones inferiores (rabia, resentimiento, egoísmo, lujuria), sensación de vacío, que mermaban por momentos mi confianza y mi fe para el trabajo interior. Sin embargo … hubo más presencia de momentos bellos que motivaron mi dedicación a la expansión de mi consciencia, a la búsqueda interior, al contacto con personas muy lindas que dejaron en mi entusiasmo, alegría, gozo, saber, y un mayor despertar de mi sensibilidad, y una mayor intensidad vibracional de mi centro corazón.

Fue un año en el que comprendí muchísimo más sobre la creación, la divinidad del ser humano, del compromiso del ser humano en su realización consciente del Dios que en sí mora. Comprendí acerca de los diferentes paradigmas de la creación, de sus programas y subprogramas, de sus divisiones y grandes divisiones.

Viajé internamente por muchos lugares, a las mansiones de los arcángeles, subí por columnas de Luz, estuve en sitios internos tales como cascadas donde llegaba un rayo de luz desde las alturas y que sirve a los viajeros cósmicos como sitio descanso y repotenciación para seguir su vuelo posterior. Estuve en la columna izquierda del céfiro y me vi subiendo por su columna de luz donde sentía que esta Luz era formada y sostenida por miles y miles de ángeles; sentí y vi en el remate de esta columna una corona de luz pulsante

Me he sentido conectado con Jerarquías de nuestra Galaxia, les he tenido más presente.

He tenido una visión más clara del propósito de vida de la humanidad de este planeta.

He contemplado la maravilla del ser humano. He despertado de manera deliciosa al Amor de orden Superior. He sentido el latir de mi corazón humano conectado al latir del universo. He sentido el fluir del universo en un tono armónico con mi propio fluir.

¡Tantas sensaciones, emociones, miedos, sentimientos en un sólo año!